Los espacios vacíos de mis afectos

0
Compartir

Desde que dejó su Caracas natal cuando tenía 22 años, Celia Calcaño ha vivido en distintos países: Francia, Ecuador, Haití, España… En todos ellos ha tenido que reconstruir su hogar, aprender el habla, entender cómo se bate el cobre. Y en esas idas y venidas entre América y Europa, siempre la han acompañado sus lecturas — Simone de Beauvoir, Marguerite Duras, Françoise Sagan, etc. —, las cuales le han ayudado a no sentirse sola en cada nueva mudanza. En este poema, Celia nos cuenta en verso cómo se ha enfrentado a esos múltiples cambios de país, al proceso de tener que reconstruir una y otra vez sus certezas y cómo los recuerdos han sido su espacio predilecto para deambular.

Mudanzas 

Por: Celia Calcaño

Cambio de país
visto de extranjera
En el silencio de los espacios vacíos de mis afectos
escudriño señales
que me anuncien una nueva vida
prometida en el sueño de cada viaje.

Busco
Desde mi ventana, 
en íntima plegaria
miro y remiro el cielo.
Quiero reconocer un Designio Sagrado
                              que indique mi lugar.

Busco
Evoco los amigos 
faros que orientan
señalan rumbos 
me dan confianza.

Busco
Reconstruyo mi espacio.
Rodeada de certezas inútiles:
mis muebles mis cuadros mis libros.
Deambulo por el laberinto
de mis recuerdos.

     Una soledad expectante me cubre.
Foto por Aneta Pawlik en Unsplash

Más historias
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redes sociales

Con el apoyo de:

Ajuntament de Barcelona
Art for Change "la Caixa"

© 2019 Connectats Cooperativa . Derechos reservados